Unas palabras sobre mí

Nací en Granada en 1975 y estudié Informática en su Universidad. Durante un viaje a Estambul, descubrí, con mi recién adquirida Canon réflex (de película aún), la razón de mi amor por el cine: porque en esencia está compuesto de fotografías, imágenes robadas al tiempo para permanecer grabadas sobre un papel.

Aprendí mis primeras nociones técnicas de la mano de mi amigo y gran fotógrafo Manuel Hernández, gracias al cual comprendí (como los impresionistas) la importancia de la luz, la luz y una vez más la luz en una buena fotografía (ya que lo que vemos al contemplar una imagen no es más que la luz al incidir sobre los objetos). A partir de ahí empecé a leer intensivamente libros sobre el tema, a buscar y contemplar fotografías de los grandes maestros tratando de descifrar el secreto de su magia (Cartier-Bresson, Cappa, Adams, Ray...), acudir a exposiciones especializadas... Así es como las aficiones se convierten en pasión.

Poco a poco empecé a realizar pequeños trabajos personales en el mundo de la fotografía en ratos robados a mi vida personal y laboral, tratando siempre de mejorar de forma autodidacta. En 2012, animado por mi entorno, decidí dar el paso y convertir mi pasión en profesión, sin abandonar nunca las buenas lecciones de la fotografía y el cine.